¡Llegue Vivo! No Beba y Maneje

En las Oficinas de Ley de Michael A. DeMayo, L.L.P. hemos visto innumerables lesiones y perdidas de vida como resultado del manejo bajo la influencia del alcohol. En un esfuerzo para detener a los jóvenes a tomar decisiones pobres que les pueden costar una vida, Michael A. DeMayo desarrolló un programa educacional que se llama: “¡Llegue vivo! No beba y maneje” y entrega su mensaje a jóvenes de escuelas superiores en el área cuando nos estamos acercando a periodos de tiempo de celebración, como vacaciones de primavera, graduaciones y bailes de gala para estudiantes.

Durante las presentaciones de “Llegue vivo”, el abogado Michael A. DeMayo comparte historias de accidentes de manejo de borrachos que su bufete de abogados trata todos los días, incluyendo las perdidas de numerosos jóvenes lesionados o muertos por la causa de la bebida y el manejo. Se les presentan a los estudiantes que van a estas asambleas, la realidad de que los accidentes de vehículos a motor es la causa numero uno de la muerte de jóvenes, y que el alcohol entreverado con la inexperiencia detrás del volante es a veces la receta para el desastre.

“Todos los días, en nuestras oficinas, vemos los resultados trágicos de la bebida y el manejo en menores”, dice el abogado Michael A. DeMayo. “Queremos que los jóvenes vean la realidad de las consecuencias severas que pueden resultar de una decisión mala”.

Desde el origen del programa en 2003, el bufete se ha asociado con la Unidad de Seguridad de Trafico en las Carreteras del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (HITS por sus siglas en ingles), la Patrulla de Carreteras del Estado de Carolina del Norte, los Equipos de Sueños del Liceo y otras agencias locales que han ayudado a que el mensaje del manejo “seguro” llegue a todas las casas.

Los estudiantes que asisten al programa Llegue Vivo también firman promesas que los alienta a hablar con sus padres acerca del tema de manejar bebido y se les deja que ellos desarrollen un plan de acción para sacarlos de una situación potencialmente peligrosa, si alcohol es un facto.

***Nuevo llegando en 2006 al programa Llegue Vivo, fueron los oradores Peggy y Josh Bennett, quienes compartieron su historia personal de cómo el manejo bajo la influencia del alcohol desbastó sus vidas. Josh Bennett tuvo una lesión severa al cerebro en 2001, luego de que su vehículo tuvo un accidente cuando él lo estaba manejando mientras estaba intoxicado a la edad de 18 años. Luego de despertarse de un coma de 5 meses, Josh continúa una recuperación lenta, pero va a sufrir de daño cerebral mayor por el resto de su vida. Josh y su madre Peggy viajaron a mas de 15 escuelas en 2006 compartiendo su mensaje personal con jóvenes acerca de cómo la decisión mala de Josh les cambió las vidas. Nuestra apreciación sincera a la familia Bennett por compartir su historia y ayudar a otros jóvenes a Llegar Vivo.

“El sentido de perdida profunda que los amigos y familiares sobrevivientes imparten en nuestros programas les muestra a los estudiantes como la bebida del alcohol y el manejo bajo la influencia del mismo afecta a todos alrededor de ellos”, dice el abogado Michael A. DeMayo. “No hay monto de dinero que puede reemplazar la perdida de una vida”.

Los estudiantes y profesores han recibido muy bien al programa Llegue Vivo, y esperamos que continúe educando y ayudando a los jóvenes a tomar decisiones inteligentes y a que. ¡LLEGUEN VIVOS!”

Si usted quisiera que nosotros llevemos el programa”LLEGAR VIVO” al liceo de su estudiante este año, por favor, póngase en contacto con info@demayolaw.com al (704)333-1000, así como al director del liceo de su estudiante.